Bruce Willis fue echado de un local en la urbe estadounidense de Los Ángeles el lunes por negarse a utilizar una mascarilla, informó el sitio Page Six.

De colaboración a la divulgación, la gente interiormente del comercio se molestó puesto que el personaje, de 65 años, no se cubría la nariz y la boca pese a poseer un pañuelo cerca del cuello, que podría haber levantado fácilmente.

La estrella de “Duro de matar” fue fotografiada por los paparazzi saliendo del local sin defensa. Un delegado del galán se negó a conversar al respecto con el dicho medio. El condado de Los Ángeles, centro de la pandemia de coronavirus en California, ha superado las 10.000 muertes por COVID-19