El divorcio entre Kim Kardashian y Kanye West no ha dejado de ser de interés en las redes sociales, principalmente cuando se señaló a Jefreee Star como el tercer en discordia.

El famoso maquillador y youtubers marcado por supuestamente tener un relación con el  esposo de la socialité entre Kim Kardashian. Hasta el instante, no se ha demostrado si el todavía influencer verdaderamente tuvo un aventura con el ex candidato a la presidencia de Estados Unidos, pero muchas personas están aproximadamente convencidas de que este cuchicheo es existente.

Sin embargo la pareja no ha dicho nada todavía, Kim Kardashian y Kanye West están al margen de la ausencia tras ocho años de vínculo, cuatro hijos en común y millonadas en juego. En oculto estarían negociando cómo repartirán su riqueza. La abogada encargada da es  Laura Wasser, abogada que ha participado en grandes divorcios como el de Angelina Jolie, y Johnny Depp. 

El intérprete, de 43 años, y la empresaria, de 40, firmaron un contrato prenupcial en marzo de 2014, dos meses precedentemente de su millonario matrimonio en Florencia, Italia. Según el saliente pacto en tema de divorcio, Kim Kardashian recibirá un millón de dólares por año de matrimonio con Kanye West con término de USD 10 millones.

La mediática además puede guardar todas las joyas y regalos que le haya dado su ex marido y ser la beneficiaria de un seguro de vida de 20 millones del rapero, según informó el sitio Radar Online. Pero este pacto por documento ahora no convencería el par actualmente que cuando lo firmaron no eran tan ricos como los son ahora. Hoy el escenario ha cambiado grandemente y el pacto parece antiguo. En 2014, el cantante estadounidense tenía una riqueza de USD 100 millones, frente a USD 40 millones de su mujer. Kardashian hoy posee 780 millones, frente a los 1.300 millones de West.